CARAVANA – 2016. “Somos muchos, caminando juntos”

  1. Contexto General.

Décadas de políticas internacionales implementadas para disminuir el consumo de drogas en nuestras sociedades demuestran que no han funcionado. Lamentablemente, el verdadero resultado de estas políticas ha sido el crecimiento de violentas organizaciones criminales que utilizan las grandes ganancias de su comercio ilícito para armarse y promover la corrupción en diversas esferas de nuestras sociedades. El costo de esta guerra se mide en cientos de miles de muertos, millones de personas encarceladas, y más de un billón de dólares gastado desde 1971, cuando Richard Nixon declaró la guerra contra las drogas.

Ponerle fin a una guerra nunca es fácil o libre de riesgos. En este caso, la hoja de ruta para la paz pasa por muchos países – porque ningún país puede poner fin a esta guerra de manera aislada. Cualquier nuevo camino requiere un cambio internacional de la opinión y de políticas públicas. Pero las conversaciones acerca de cómo y por qué necesitamos un nuevo paradigma internacional para debilitar a los criminales, contrarestar la corrupción y fortalecer la sociedad civil también tienen que suceder en cada país.

Es por ello que en la víspera de la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Drogas, que se celebrará en abril de 2016 en la Ciudad de Nueva York, diversas organizaciones estamos promoviendo un movimiento amplio que se concreta en una caravana por la paz diseñada para provocar una conversación regional.

Nos reuniremos con las personas y comunidades que están sufriendo la peor parte de las actuales políticas de drogas; facilitar la unión de diversas personas para considerar opciones de cambios pragmáticos, y discutir cómo podemos organizarnos tanto dentro como fuera de nuestras fronteras para ampliar y hacer realidad la conversación y los cambios que buscamos.

Frente a este complejo problema se requiere ampliar el debate de manera democrática y escuchar las voces de quienes han resultado afectados de diferentes maneras en tantos países del mundo. La construcción de este necesario debate no se agota en los acuerdos que establezcan los Estados en el seno de las Naciones Unidas.

Por esto, se requiere con urgencia abrir escenarios para que la democracia sea la vía para construir, plural y colectivamente, alternativas que ubiquen al ser humano en el centro de todos los esfuerzos institucionales y se pueda dialogar sobre el tema de las drogas sin estigmas o concepciones morales, con información rigurosa y reconociendo la presencia histórica y usos de un universo de plantas y sustancias que conviven dentro de nuestras sociedades, abre opciones de tratamiento y nuevos enfoques terapéuticos a millones de personas en todo el mundo.

En este sentido familiares de víctimas y organizaciones sociales que trabajamos para construir colectivamente la paz regional, en América Latina y Estados Unidos, estamos convocando a una articulación sin precedentes para poner un alto a la Guerra contra las Drogas y queremos invitarle a participar en este esfuerzo.

Alrededor del mundo existen movimientos sociales que han logrado importantes cambios en sus países a favor de la paz y los derechos humanos. Usted puede ser parte de los cambios que requieren nuestros países y lo invitamos fraternalmente a hacerlo posible.

  1. ¿Qué es la Caravana 2016?

Ante la crisis humanitaria que subyace a la guerra contra las drogas en países como Colombia, México, Brasil, Honduras, Guatemala, El Salvador, y tantos otros donde las víctimas se cuentan por centenas de miles, y se suma al dolor de las familias afectadas de diversas formas por las violencias derivadas del narcotráfico y la lucha por contenerlo, surgen preguntas como ¿Vale la pena tanto dolor? ¿No es apenas obvio entender que debemos abrir el debate a nuevos enfoques y otras perspectivas? ¿Por qué insistir en estrategias que han demostrado ser contraproducentes?

Fue así que entre Agosto y Septiembre de 2012 un centenar de personas –en su gran mayoría sobrevivientes, y familiares de personas asesinadas o desaparecidas en la llamada “guerra contra el narcotráfico”[1], viajaron más de 11 mil kilómetros por 14 estados haciendo paradas en 27 ciudades de los Estados Unidos con el propósito de crear lazos de solidaridad entre víctimas más allá de las fronteras nacionales, hacer visible el drama humano que subyace a una guerra que solo genera dolor y muerte, e incidir en abrir un necesario dialogo amplio para el cambio de políticas de drogas desde cada país y a nivel global.

En la Caravana del 2012 confluyeron diversas organizaciones, tales como campesinos, activistas, artistas, y personas que encontraron la oportunidad de dialogar y compartir sus duelos, buscar sanar sus heridas entendiendo que existen dolores irreparables como perder a sus familiares de manera violenta. Entre los múltiples rostros de la Caravana estaba Javier Sicilia, el reconocido poeta Mexicano que de manera muy directa sufría el dolor de la pérdida de su propio hijo, y promovió el dialogo con instancias del gobierno Mexicano y en los Estados Unidos.

Hoy, cientos de miles de personas que han padecido las consecuencias de estas políticas claman por un alto a la violencia regional y exigen a diario el fin de la guerra y el comienzo de la reconciliación. Es por esto que familiares de víctimas, movimientos y organizaciones sociales de América Latina y Estados Unidos, convocamos a una iniciativa amplia, incluyente y regional para poner un alto a la Guerra contra las Drogas.

Con base en las experiencias previas, como las tres Caravanas del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que recorrieron el norte y sur de México y Estados Unidos así como tantas otras iniciativas, para el año 2016, en el marco de la nueva cumbre de la UNGASS en Nueva York, nuevamente y de manera ahora más amplia, con otras voces y nuevos rostros, recorreremos esta vez un camino que integra de manera simbólica pueblos hermanos de América Latina, desde Honduras, pasando por El Salvador, Guatemala y México para culminar en Nueva York justo antes de la Asamblea.

La Caravana se plantea como un espacio colectivo, abierto, plural y diverso donde convergen diferentes puntos de vista que coinciden tanto en la urgencia por detener una guerra que sólo genera víctimas y niega la posibilidad de vivir en Paz como en la necesidad de propiciar nuevos enfoques para atender de manera realista el fenómeno de las drogas.

  1. ¿Qué es la UNGASS?

La última Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Drogas– UNGASS[2], sucedió en 1998 como un espacio de diálogo que resultó en una “declaración política sobre el control mundial de las drogas” y con marcos de evaluación a intervalos de 10 años. Una reunión para revisar los avances se llevo a cabo en Viena en 2009, además de suscribir una nueva declaración y un plan de acción conjunto. Pese a que la siguiente UNGASS sería en 2019, en el año 2012 los gobiernos de Colombia, Guatemala y México solicitaron a la ONU realizar una revisión intermedia para buscar un cambio en el enfoque de la política internacional de drogas, apoyada por otros 95 países y fue así que se decidió adelantar la cumbre al año 2016.

Cabe señalar que las solicitudes que se han propuesto desde América latina son el resultado de muchas voces, organizaciones de la sociedad civil, de víctimas, entidades públicas y gobiernos que claman por un cambio en el paradigma represivo, asumir la corresponsabilidad entre países productores y consumidores de drogas, hacer un mayor énfasis en la reducción de daños y la salud pública en un claro llamado a una perspectiva de derechos humanos, centro del mandado de las Naciones Unidas.

  1. ¿Cuáles son nuestros objetivos?
  • Propiciar espacios para un dialogo franco y amplio sobre las políticas globales de drogas, buscando profundizar en enfoques alternativos y respetuosos de los derechos humanos.
  • Ampliar el debate, facilitando la presencia de nuevos actores y voces –en especial de quienes han padecido de manera directa las violencias de las guerras contra las drogas– para que las sociedades tengan más y mejor información que permitan enfoques que ubiquen a las personas en el centro de las políticas internacionales y locales hacia las drogas.
  • Aunar espíritus y conciencias de pueblos que han sufrido diversas violencias derivadas del narcotráfico y la lucha contra las drogas, para evitar seguir caminando en la soledad, rechazar las violencias y tejer solidaridades que rebasen nuestras diversas fronteras y continúen mas allá de la Caravana y la UNGASS 2016.
  • Visibilizar a las comunidades que padecen de manera directa la guerra contra las drogas durante el recorrido por sus territorios, y establecer puentes de necesario diálogo con gobiernos nacionales e instancias como las Naciones Unidas, construyendo además un mensaje colectivo que nos hermane.
  1. ¿Cuándo se realizará la Caravana?

Del 28 de marzo al 18 de abril del 2016 partiendo desde America Central, recorriendo Mexico llegando a Nueva York para la apertura de la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU el 19 de abril.

  1. ¿Cuál será el recorrido de la Caravana?

La caravana caminará por 5 países desde triangulo norte de Centro America, recorriendo Honduras, El Salvador, Guatemala, México y los Estados Unidos antes de llegar a Nueva York. Por supuesto, también animamos a la participación de personas de todo el mundo – tanto virtuales como en persona – sobre todo el resto de América Latina y el Caribe. Nuestra estrategia busca integrar aliados en diversos países con acciones de apoyo y solidaridad global antes y durante el recorrido físico que culminará en la UNGASS en Nueva York en abril de 2016.

  1. ¿Cómo se puede participar en la Caravana?

Es posible sumarse a la Caravana de muchas maneras:

  • Como participante: enviándonos al correo caravana2016@gmail.com una carta de interés expresando las razones que le motivan a estar presente, los posibles aportes que considere pueden ser valiosos para los objetivos de la Caravana y otros aspectos que considere relevantes.
  • Como voluntario(a): Envíanos un correo en el cual expreses tu interés, un breve resumen de tu perfil profesional o personal, y cómo crees que puedas ser voluntario en la Caravana (logístico, redes sociales, experto y posible expositor en diferentes eventos previos, u otros aspectos que consideres relevantes).
  • Como aliado: Desde organizaciones de la sociedad civil, entidades públicas, privadas, grupos religiosos, sociales o culturales, o ciudadanos, que expresen su interés en la Caravana y que puedan apoyar virtualmente la estrategia desde sus objetivos o intereses particulares. También será posible la generación de conversatorios, foros y diálogos entre personas y organizaciones de diferentes países para generar más y mejor información sobre las políticas de drogas, la Caravana y sus propósitos.
  • Como simpatizante y colaborador: A través de la difusión y participación virtual en los fotos, encuentros y diálogos entre personas de diferentes países, haciendo aportes desde la particular vivencia sobre el fenómeno de drogas en tu entorno regional, local o nacional, y difundiendo ampliamente entre personas y organizaciones toda la información que permita más y mejor información sobre el fenómeno de drogas y las políticas que se requieren para abordar el tema.
  • Como donante: Los recursos económicos son muy importantes porque nos permitirán asumir muchos gastos logísticos y garantizar la presencia de personas que de manera directa han sufrido múltiples violencias como resultado de las políticas contra las drogas, y que establecerán diálogos directos con ciudadanos e instancias de poder político para buscar nuevos enfoques de las políticas de drogas.
  1. ¿Quienes organizan la Caravana y quién nos financia?

Somos un grupo plural, democrático e incluyente que manteniendo la autonomía de cada uno de sus integrantes, confluimos en la necesidad de buscar nuevos enfoques de las políticas de drogas, parar estrategias que generen violencias y víctimas en nuestros países.

La Dirección de Derechos Humanos de Global Exchange(ted@globalexchange.org) organización internacional sin fines de lucro financiada por individuos y fundaciones estrictamente no gubernamentales facilita las condiciones básicas para un esfuerzo que es colectivo y que lo compone un amplio grupo de diversas organizaciones sin fines de lucro y sociales; estudiantes; voluntarios; líderes culturales, sociales y religiosos; periodistas, académicos, víctimas de la violencia derivadas de las guerras contra las drogas; Defensores(as) de derechos Humanos; activistas y otros sectores.

  1. ¿Con quien puedo contactarme para saber más sobre la caravana?

Puedes ponerte en contacto con la Caravana en el correo caravana2016@gmail.com o con alguno de nuestros enlaces en diferentes países:

Integrantes de la Caravana

Listado en construcción

[1] Osorno Diego, 2014. “Contra Estados Unidos. Crónicas Desamparadas”, editorial Almadía S.C., México, D.F.

[2] Cifras en Inglés The United Nations General Assembly Special Session on Drugs – UNGASS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s