¿Qué es la Caravana 2016?

Ante la crisis humanitaria que subyace a la guerra contra las drogas en países como Colombia, México, Brasil, Honduras, Guatemala, El Salvador, y tantos otros donde las víctimas se cuentan por centenas de miles, y se suma al dolor de las familias afectadas de diversas formas por las violencias derivadas del narcotráfico y la lucha por contenerlo, surgen preguntas como ¿Vale la pena tanto dolor? ¿No es apenas obvio entender que debemos abrir el debate a nuevos enfoques y otras perspectivas? ¿Por qué insistir en estrategias que han demostrado ser contraproducentes?

Fue así que entre Agosto y Septiembre de 2012 un centenar de personas –en su gran mayoría sobrevivientes, y familiares de personas asesinadas o desaparecidas en la llamada “guerra contra el narcotráfico”[1], viajaron más de 11 mil kilómetros por 14 estados haciendo paradas en 27 ciudades de los Estados Unidos con el propósito de crear lazos de solidaridad entre víctimas más allá de las fronteras nacionales, hacer visible el drama humano que subyace a una guerra que solo genera dolor y muerte, e incidir en abrir un necesario dialogo amplio para el cambio de políticas de drogas desde cada país y a nivel global.

En la Caravana del 2012 confluyeron diversas organizaciones, tales como campesinos, activistas, artistas, y personas que encontraron la oportunidad de dialogar y compartir sus duelos, buscar sanar sus heridas entendiendo que existen dolores irreparables como perder a sus familiares de manera violenta. Entre los múltiples rostros de la Caravana estaba Javier Sicilia, el reconocido poeta Mexicano que de manera muy directa sufría el dolor de la pérdida de su propio hijo, y promovió el dialogo con instancias del gobierno Mexicano y en los Estados Unidos.

Hoy, cientos de miles de personas que han padecido las consecuencias de estas políticas claman por un alto a la violencia regional y exigen a diario el fin de la guerra y el comienzo de la reconciliación. Es por esto que familiares de víctimas, movimientos y organizaciones sociales de América Latina y Estados Unidos, convocamos a una iniciativa amplia, incluyente y regional para poner un alto a la Guerra contra las Drogas.

Con base en las experiencias previas, como las tres Caravanas del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que recorrieron el norte y sur de México y Estados Unidos así como tantas otras iniciativas, para el año 2016, en el marco de la nueva cumbre de la UNGASS en Nueva York, nuevamente y de manera ahora más amplia, con otras voces y nuevos rostros, recorreremos esta vez un camino que integra de manera simbólica pueblos hermanos de América Latina, desde Honduras, pasando por El Salvador, Guatemala y México para culminar en Nueva York justo antes de la Asamblea.

La Caravana se plantea como un espacio colectivo, abierto, plural y diverso donde convergen diferentes puntos de vista que coinciden tanto en la urgencia por detener una guerra que sólo genera víctimas y niega la posibilidad de vivir en Paz como en la necesidad de propiciar nuevos enfoques para atender de manera realista el fenómeno de las drogas.

[1] Osorno Diego, 2014. “Contra Estados Unidos. Crónicas Desamparadas”, editorial Almadía S.C., México, D.F.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s